ogunbiyi3_TONY KARUMBAAFP via Getty Images_electricity grid Amine Landoulsi/Anadolu Agency/Getty Images

La energía verde es la primera pieza

SHARM EL-SHEIJ – A medida que los lideres del mundo se reúnen en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27), se hace evidente que para evitar el desastre son necesarias medidas más audaces. La ONU ya ha advertido que los esfuerzos globales por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) siguen siendo insuficientes para limitar el aumento de las temperaturas a 1,5º Celsius con respecto a los niveles preindustriales.

La descarbonización del sector energético es crucial para cumplir ese objetivo. La electricidad representa cerca de un 25% de las emisiones GEI del planeta y, además, tendrá un papel esencial en la descarbonización de otros sectores, como la construcción, el transporte y la manufactura. Así, el desafío es alcanzar una “energía libre de carbono 24/7” (ELC 24/7): la total eliminación del carbono del sector eléctrico, a cualquier hora del día, en todas las matrices del mundo.

Estudios realizados en Estados Unidos y Europa han mostrado que las estrategias de ELC 24/7 tienen un mayor impacto en la descarbonización de sistemas de electricidad que la actual práctica de comprar electricidad procedente de fuentes renovables para igualar patrones de consumo anuales. El reciente modelado de la Agencia Internacional de Energía para la India e Indonesia muestra que las estrategias de igualación por hora producen carteras tecnológicas más diversas que cuentan con la generación y el almacenamiento limpios y gestionables necesarios para las transiciones a cero emisiones netas en el sector energético. Un aspecto crucial de este enfoque es que ayuda a los sistemas de electricidad a alejarse de los combustibles fósiles al acelerar la adopción de toda la gama de tecnologías libres de carbono necesarias para proveer una energía limpia a toda hora.

La descarbonización de los sistemas energéticos a escala planetaria es posible, pero exigirá medidas colectivas para acelerar el desarrollo y despliegue de tecnologías avanzadas de energía limpia. En la solución convergen nuevas inversiones, políticas públicas de apoyo y alianzas entre las distintas partes interesadas. Por esta razón, la ONU, Sustainable Energy for All (SEforALL), Google y un diverso grupo de firmantes lanzaron en 2021 el 24/7 CFE Compact (Pacto por la ELC 24/7), que representa una creciente comunidad global de organizaciones y personas comprometidas a dar el apoyo, las herramientas y la colaboración necesarias para hacer que la ELC 24/7 sea realidad en todo el mundo.

Entre los signatarios más recientes está el gobierno escocés. “Escocia fue el primer país del Reino Unido en declarar la emergencia climática y, de hecho, uno de los primeros del mundo en reconocer la importancia de adoptar medidas inmediatas y audaces”, observa la Primera Ministra escocesa Nicola Sturgeon. “Los gobiernos deben rendir cuentas de sus pasos para limitar el aumento de la temperatura global a 1,5º C. Nuestra posición es clara: la extracción ilimitada de combustibles fósiles no va en la misma dirección de nuestras obligaciones climáticas”.

De manera similar, el mes pasado Google y C40, una red de casi 100 ciudades, lanzaron un programa de ELC 24/7, primero en su tipo, centrado en promover redes eléctricas regionales. Puesto que más de la mitad de la población mundial reside en áreas urbanas y genera más del 70% de las emisiones globales de dióxido de carbono, las ciudades tienen un papel clave a la hora de impulsar los cambios necesarios para abordar la crisis climática.

Subscribe to PS Digital
Digital Only

Subscribe to PS Digital

Access every new PS commentary, our entire On Point suite of subscriber-exclusive content – including Longer Reads, Insider Interviews, Big Picture/Big Question, and Say More – and the full PS archive.

Subscribe Now

Las economías emergentes y en desarrollo necesitarán más energía para cerrar las brechas de acceso energético y así sustentar su crecimiento y desarrollo económico. Pero a medida que la capacidad se amplía, tiene que ser limpia. Un enfoque de ELC 24/7 puede servir a ambos fines, proporcionando mayor acceso y energía más limpia. En consecuencia, debemos apurarnos para hacer que la ELC 24/7 sea más barata y accesible a nivel global. Según los últimos datos de la AIE, la cantidad de personas sin electricidad se elevará en casi 20 millones en 2022, llegando cerca de 775 millones en total. La mayor parte de ese aumento corresponderá al África subsahariana, donde el número de seres humanos sin acceso casi ha vuelto a su máximo de 2013.

El mundo no podrá alcanzar las cero emisiones netas sin primero asegurar un acceso universal a la electricidad, para lo cual habrá que invertir al menos $30 mil millones -dos tercios de los cuales deberán destinarse al África subsahariana- entre hoy y el año 2030. Afortunadamente, la ELC 24/7 no es solo un imperativo moral: también es la manera más rentable en función de sus costes para conectar poblaciones con poco o ningún acceso.

De lo contrario, muchas de estos poblados seguirán dependiendo de fuentes de energía más contaminantes. Por ejemplo, pequeños estados-isla como Nauru, Palau, las Bahamas y Trinidad y Tobago tienen todos matrices eléctricas muy dependientes de tecnologías ineficientes y emisoras de carbono, como los generadores diésel. Su experiencia demuestra por qué la ELC 24/7 no se debe concebir meramente como un tema europeo o norteamericano, sino global, y que se ha vuelto cada vez más urgente para los países en desarrollo que hoy sufren directamente las consecuencias del cambio climático.

Para implementar estrategias globales de ELC 24/7 se necesitarán no solo fondos, sino también medidas que amplíen la escala del despliegue de tecnologías avanzadas, creen condiciones de mercado más favorables y permitan compartir datos y mejores prácticas. Si podemos descarbonizar nuestras matrices energéticas, el resto de la transición verde debería volverse menos costosa y más ágil.

El Pacto por la ELC 24/7 ofrece una oportunidad para impulsar los cambios de políticas, la inversión y la investigación tan necesarios en la crucial fase de acción climática que se avecina. Invitamos a todos los gobiernos, empresas y organizaciones a unírsenos y trazar juntos una ruta más sostenible hacia un futuro con cero emisiones netas.

Traducido del inglés por David Meléndez Tormen

https://prosyn.org/61h0S3Yes