Un adalid chino de la paz y la libertad

PRAGA – El día de Navidad del año pasado, uno de los más conocidos activistas en pro de los derechos humanos de China, el escritor y profesor universitario Liu Xiaobo, fue condenado a 11 años de cárcel. Liu es uno de los principales redactores de la Carta 08 –petición inspirada por la Carta 77 de Checoslovaquia–, en la que se pedía al Gobierno de China que cumpliera sus propias leyes y constitución, elecciones transparentes de los funcionarios públicos, libertad de religión y expresión y la abolición de la legislación contra la “subversión”.

The Year Ahead 2018

The world’s leading thinkers and policymakers examine what’s come apart in the past year, and anticipate what will define the year ahead.

Order now

Por su valentía y claridad de pensamiento sobre el futuro de China, Liu merece el premio Nobel de la Paz de 2010. Dos son las razones por las que creemos que Liu sería digno de recibir ese prestigioso premio.

Por encima de todo, forma parte de la tradición de quienes han recibido el premio Nobel de la Paz como reconocimiento de su contribución a la lucha por los derechos humanos: por ejemplo, Martin Luther King, Lech Walesa y Aung San Suu Kyi, entre los muchos que el Comité del Nobel ha reconocido en años anteriores.

Estamos convencidos de que las ideas que Liu y sus colegas pusieron por escrito en diciembre de 2008 son a un tiempo universales e intemporales. Dichos ideales –respeto de los derechos y la dignidad humanos por parte de sus gobiernos y responsabilidad de los ciudadanos para velar por que así sea– representan las más elevadas aspiraciones de la Humanidad.

Si el Comité del Nobel optara por reconocer el valor y el sacrificio de Liu al articular dichos ideales, no sólo señalaría a la atención mundial la injusticia de la condena de Liu a once años de cárcel. También haría resonar amplificada dentro de China la defensa de los valores humanistas y universales por los que Liu ha pasado tan gran parte de su vida luchando.

La segunda razón por la que Liu merece el premio Nobel de la Paz está emparentada con la intención original de Alfred Nobel para el premio. Al esforzarse por promover los derechos humanos, la reforma política y la democratización en China, Liu ha hecho una contribución importante a los valores de paz y fraternidad entre las naciones invocados por Nobel cuando creó el premio hace más de un siglo.

Desde luego, la democratización no garantiza automáticamente un mejor comportamiento en el escenario mundial, pero sí que facilitaría un debate público exhaustivo y riguroso sobre las cuestiones fundamentales de las políticas interior y exterior de un Estado. Esa conversación activa e indagadora, distintivo de una organización política democrática, es la mayor esperanza en pro de decisiones más acertadas de los gobiernos, en su país y en el extranjero.

El compromiso de Liu con la defensa de la democracia en China va encaminada, por encima de todo, a beneficiar al pueblo chino, pero su valor y ejemplo puede contribuir a acelerar el amanecer del día en que la participación de China en los asuntos internacionales resulte facilitada por la pericia y la vigilancia de los grupos de la sociedad civil, unos medios de comunicación independientes y una ciudadanía comprometida y capaz de expresar sus opiniones mediante la papeleta de voto.

Por esas dos razones primordiales creemos que Liu sería merecedor del premio Nobel de la Paz de 2010. Al otorgar a Liu uno de los mayores honores del mundo, el Comité señalaría una vez más la importancia de los derechos humanos y la democracia, por una parte, y la paz mundial y la solidaridad internacional, por otra.

La intención de la dura sentencia de cárcel recibida por Liu es que sea ejemplarizante, una advertencia severa a todos los demás chinos que quieran seguir por la misma senda que él. Estamos convencidos de que hay momentos en que el compromiso cívico ejemplar, como el de Liu, requiere una respuesta ejemplar. Concederle el premio Nobel de la Paz es precisamente la respuesta que su valentía merece.

http://prosyn.org/YNb7Y7H/es;
  1. Patrick Kovarik/Getty Images

    The Summit of Climate Hopes

    Presidents, prime ministers, and policymakers gather in Paris today for the One Planet Summit. But with no senior US representative attending, is the 2015 Paris climate agreement still viable?

  2. Trump greets his supporters The Washington Post/Getty Images

    Populist Plutocracy and the Future of America

    • In the first year of his presidency, Donald Trump has consistently sold out the blue-collar, socially conservative whites who brought him to power, while pursuing policies to enrich his fellow plutocrats. 

    • Sooner or later, Trump's core supporters will wake up to this fact, so it is worth asking how far he might go to keep them on his side.
  3. Agents are bidding on at the auction of Leonardo da Vinci's 'Salvator Mundi' Eduardo Munoz Alvarez/Getty Images

    The Man Who Didn’t Save the World

    A Saudi prince has been revealed to be the buyer of Leonardo da Vinci's "Salvator Mundi," for which he spent $450.3 million. Had he given the money to the poor, as the subject of the painting instructed another rich man, he could have restored eyesight to nine million people, or enabled 13 million families to grow 50% more food.

  4.  An inside view of the 'AknRobotics' Anadolu Agency/Getty Images

    Two Myths About Automation

    While many people believe that technological progress and job destruction are accelerating dramatically, there is no evidence of either trend. In reality, total factor productivity, the best summary measure of the pace of technical change, has been stagnating since 2005 in the US and across the advanced-country world.

  5. A student shows a combo pictures of three dictators, Austrian born Hitler, Castro and Stalin with Viktor Orban Attila Kisbenedek/Getty Images

    The Hungarian Government’s Failed Campaign of Lies

    The Hungarian government has released the results of its "national consultation" on what it calls the "Soros Plan" to flood the country with Muslim migrants and refugees. But no such plan exists, only a taxpayer-funded propaganda campaign to help a corrupt administration deflect attention from its failure to fulfill Hungarians’ aspirations.

  6. Project Syndicate

    DEBATE: Should the Eurozone Impose Fiscal Union?

    French President Emmanuel Macron wants European leaders to appoint a eurozone finance minister as a way to ensure the single currency's long-term viability. But would it work, and, more fundamentally, is it necessary?

  7. The Year Ahead 2018

    The world’s leading thinkers and policymakers examine what’s come apart in the past year, and anticipate what will define the year ahead.

    Order now