May at Downing St Stefan Rosseau/PA Images

Alinear a Occidente para un mundo incierto

LONDRES – En 2016, el Reino Unido tomó la decisión trascendental de abandonar la Unión Europea, Donald Trump fue elegido presidente de Estados Unidos y muchos países europeos siguieron lidiando con desafíos internos. A la UE se la ve menos estable que en cualquier otro momento de mi vida.

Existen fuerzas comunes que nos condujeron a este lugar peligroso y es mucho más importante que nunca que las democracias desarrolladas se unan para hacerles frente. Es triste, pero está sucediendo lo contrario. Justo cuando Occidente necesita una alineación entre Estados Unidos, el Reino Unido y la UE, las políticas nacionales lo están despedazando.

Al interior de Europa, hay tres desafíos importantes. El primero es el Brexit, el mayor acontecimiento en la política británica en una generación. Muchos piensan que retirarse de la UE es un error; pero es lo que decidió más de la mitad de los que votaron, de modo que ahora tenemos que implementarlo. No será fácil. Traducir el voto en políticas será como desactivar una bomba: determinar qué cables cortar requerirá de un enorme cuidado.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/aWeeWdm/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.