Pius Utomi Ekpei/AFP/Getty Images

Cómo la corrupción agrava el cambio climático

LONDRES, BERLÍN – En 2016 los activistas anticorrupción se alzaron con varias victorias cruciales, entre las que destaca el enjuiciamiento de uno de los acuerdos más corruptos de la historia de la industria petrolera: la compra en 2011 del yacimiento marítimo nigeriano OPL 245 por la empresa angloholandesa Shell y Eni, la corporación más grande de Italia. El pasado diciembre, la Comisión de Delitos Económicos y Financieros de Nigeria encausó a algunos de los implicados nigerianos; luego los fiscales italianos concluyeron su propia investigación, que deja a los ejecutivos y a las empresas responsables del acuerdo más cerca de un juicio.

Unos meses antes, en junio de 2016, la Comisión de Valores de los Estados Unidos (SEC) había publicado una norma, según la sección 1504 de la ley Dodd-Frank de 2010, que obligaba a las empresas extractoras a revelar todas sus transferencias de dinero a gobiernos, discriminadas por proyecto. Si lo hubiera hecho antes, es de creer que Shell y Eni hubieran evitado el acuerdo por el OPL 245, ya que la operación habría quedado expuesta; pero como la oposición de la industria petrolera demoró la aprobación de la regla, las empresas pudieron ocultar la transacción.

El año pasado también es significativo por otro hecho: la concentración de CO2 en la atmósfera alcanzó las 400 partes por millón (ppm) por primera vez en millones de años. Aunque la firma en diciembre de 2015 del acuerdo climático de París fue celebrada como un éxito rotundo, muchos firmantes se han mostrado notablemente modestos en el cumplimiento de sus compromisos de reducción de emisiones. Quien entienda el porqué, verá hasta qué punto los sistemas de gobierno han sido cooptados por la influencia corruptora de intereses creados.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/lcW3rQF/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.