NurPhoto/Getty Images

Cómo cerrar la brecha de datos de la atención médica

BOSTON – Si bien gran parte del mundo hoy padece una sobrecarga de información, todavía hay lugares donde la información es escasa. Y esa escasez a veces se cobra vidas.

En el pabellón de maternidad de la mayor instalación de salud pública de Zanzíbar, el Hospital Mnazi Mmoja, los datos de los pacientes se anotan en un pizarrón. La información en la pizarra consiste en la cantidad de mujeres admitidas, el tipo y gravedad de sus trastornos y si sobrevivieron o no.

Esos datos pueden ser mejor que nada, pero no son gran cosa. No hay fechas ni horas ni sistemas de archivo de largo plazo. Está estrictamente prohíbo tomar fotografías del pizarrón, por lo que los registros duran sólo mientras permanecen allí.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/I7Azx1f/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.