Project Syndicate The FED

La Reserva Federal de Donald Trump

CAMBRIDGE – La designación de Jerome Powell como próximo presidente de la junta de la Reserva Federal de los Estados Unidos puede ser la decisión más importante de la presidencia de Donald Trump. Es una elección sensata y mesurada, que preanuncia continuidad en lo inmediato en la política de tipos de interés de la Reserva, y tal vez una estrategia regulatoria más sencilla y clara.

A diferencia de la presidenta actual, Janet Yellen, y de su predecesor, Ben Bernanke, Powell no es doctor en economía, pero utilizó los años que pasó como un “simple” miembro de la junta en la Reserva para hacerse de un profundo conocimiento de los temas clave con que se encontrará. No nos equivoquemos: la institución que Powell dirigirá a partir de ahora domina el sistema financiero internacional. Los demás bancos centrales, ministros de finanzas e incluso presidentes corren a mucha distancia.

Si en Estados Unidos esta afirmación parece exagerada, es porque aquí la actuación de la Reserva no suele concitar mucha atención. Cuando acierta hay estabilidad de precios, poco desempleo y producción pujante. Pero esos “aciertos” no son siempre fáciles, y cuando la Reserva se equivoca, las cosas se pueden poner bastante feas.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/At3g7OO/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.