Pro-Brexit demonstrators Jack Taylor/Getty Images

El lado bueno del “Brexit duro”

LONDRES – Es fácil olvidar que defensa y seguridad no son la misma cosa. La defensa es el recurso al que deben apelar los países cuando falla la seguridad. Y porque temen por su seguridad, los países gastan dinero en defensa en tiempos de paz.

Desde 2014, Gran Bretaña y la Unión Europea se enfrentan a un panorama de seguridad cada vez peor. En marzo de aquel año, Rusia invadió Ucrania y anexó Crimea; fue la primera vez desde la Segunda Guerra Mundial que una gran potencia europea busca redibujar sus fronteras por la fuerza de las armas.

Rusia había acordado en 1994 defender la integridad territorial de Ucrania a cambio de que esta entregara las armas nucleares heredadas de la Unión Soviética, pero después, además de Crimea, ha librado una guerra no convencional de baja intensidad contra Ucrania en la región oriental de Donbás.

To continue reading, register now.

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

Subscribe

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

https://prosyn.org/SVNyHtfes