Boston tram Boston Globe/Getty Images

El patrimonio oculto de las ciudades

ESTOCOLMO – El mundo se urbaniza a pasos acelerados: hoy más personas que nunca eligen vivir en ciudades. El problema es que la mayoría de las áreas urbanas no están preparadas para manejar el flujo que reciben.

Las ciudades de todo el mundo se enfrentan a una crisis de inversión en ciernes que reduce su habitabilidad. El mantenimiento de infraestructuras sociales y económicas vitales está demorado por falta de presupuesto (por no hablar de la planificación del desarrollo). Las finanzas de los gobiernos municipales están sobrecargadas por el aumento constante de las obligaciones, y los recursos públicos de muchas ciudades están sumamente constreñidos.

Pero no tendría que ser así. Incluso las ciudades con problemas poseen una variedad de bienes comerciales que pueden usarse para revertir estas tendencias. Por ejemplo, liberar el valor público de inmuebles subutilizados, o monetizar activos de transporte y de servicios públicos, pueden y deben ser estrategias urbanas fundamentales. No quiere decir que haya que privatizarlos, sino que esos activos pueden ofrecer una rentabilidad razonable y así liberar más recursos que los disponibles hoy para la mayoría de las ciudades. De hecho, con una gestión de activos más inteligente, las ciudades podrían invertir más del doble que ahora sin tener que subir impuestos ni recortar gastos.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/kGLIhVk/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.