drugstore clerk antibiotics Li Zongxian/ZumaPress

El uso sabio de los antibióticos

LONDRES – Para resolver el problema de la resistencia a los antimicrobianos, el mundo necesita no sólo nuevos medicamentos, sino que también un nuevo comportamiento – es decir, es necesario que  todos nosotros, los siete mil millones de personas que lo habitamos, cambiemos de comportamiento. Debido al mal uso y abuso de los antibióticos, infecciones comunes, tales como la neumonía y la tuberculosis, se hacen cada vez más resistentes a los tratamientos existentes; en algunos casos, se han hecho completamente inmunes.

La amenaza es de escala mundial. De acuerdo al proyecto de Estudio sobre resistencia a los antimicrobianos  que yo presido, las infecciones resistentes a los fármacos matan al menos a 700.000 personas cada año. Hasta el año 2050, si no se hace nada para abordar el problema,  unos diez millones de personas al año podrían morir a causa de enfermedades que alguna vez sí fueron tratables.

El desarrollo de nuevos medicamentos es un abordaje importante dentro de una respuesta coordinada para combatir la resistencia a los antimicrobianos. Sin embargo, no va a ser suficiente. También debemos reducir nuestra demanda de antibióticos y debemos entender que a veces pueden causar más daño que beneficio. Según un cálculo aproximado, casi la mitad de todas las recetas de antibióticos en Estados Unidos son inadecuadas o innecesarias. Por lo tanto, el pronunciado ascenso en la resistencia a los antibióticos no es nada sorprendente.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/uhYtVj0/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.