British Guards marching in London Tim Graham/Getty Images

¿Gran Bretaña En Marche?

LONDRES – Vivimos una era de turbulencia política. Partidos con apenas un año de existencia ahora gobiernan Francia y la vasta región metropolitana de Tokio. Un partido de menos de cinco años lidera las encuestas de opinión en Italia. En la Casa Blanca se instaló un neófito de la política, para profundo malestar de los aparatos republicano y demócrata. ¿Dónde será pues el próximo terremoto político? La respuesta tal vez sea (en realidad, debería ser) el Reino Unido.

En momentos en que el RU enfrenta la conmoción del Brexit, nadie habla de recrear (y mucho menos reemplazar) los partidos políticos establecidos. Muchos se niegan capaces siquiera de pensar algo así. En un artículo reciente, el ex primer ministro Tony Blair (un innovador centrista proeuropeo que en los noventa ganó tres elecciones generales para su partido, el Laborista) tuvo el cuidado de recalcar: “No propongo la creación de un partido nuevo”.

Pero Blair, o alguien como él, deberían hacer precisamente eso. Después de todo, aunque es verdad que el sistema político británico opone barreras formidables a la creación de partidos nuevos, este es el mejor momento para hacerlo en los últimos cuarenta años. En un sistema político que todavía siente los remezones de dos grandes terremotos (el referendo de junio de 2016 por el Brexit y, un año después, el humillante resultado electoral del Partido Conservador que fue su promotor), hay una oportunidad clara para gente nueva.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/MPMmEqW/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.