Iranian President Hassan Rouhani Ludovic Marin/Getty Images

El acuerdo sobre el programa nuclear iraní es deficiente... y necesario

TEL AVIV – El presidente estadounidense Donald Trump se ha negado a certificar el acuerdo sobre el programa nuclear de Irán; esto inicia un proceso por el cual el Congreso de los Estados Unidos puede volver a imponerle sanciones. Felizmente, parece probable que los congresistas, en vez de poner fin al acuerdo, buscarán alguna alternativa que permita a Trump quedar bien con sus partidarios, a los que siempre les prometió que EE. UU. se retiraría. Pero la negativa a certificarlo es un error grave.

Como muchos israelíes, coincido con Trump en que el acuerdo internacional alcanzado con Irán en 2015 es fundamentalmente deficiente. Pero es un acuerdo ya firmado. Incluso si EE. UU. decide abandonarlo totalmente, ninguna de las otras partes (China, Rusia o los europeos: Francia, Alemania y el Reino Unido) lo acompañarán, de modo que Irán seguirá obteniendo los beneficios del acuerdo.

En tanto, Irán puede ver la retirada estadounidense como justificación para reactivar el programa nuclear, que ahora está detenido. La Ley de Revisión del Acuerdo Nuclear con Irán autoriza al presidente de los EE. UU. a no certificarlo si Irán incumple sus condiciones. Y al menos técnicamente, Irán no lo ha hecho.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/GB1G00N/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.