Trees in a city Marina Lystseva/ Getty Images

Los árboles y la salud de las ciudades

WASHINGTON, DC – El pasado mayo, tuve el dudoso privilegio de visitar la ciudad india de Bombay durante el mes más caluroso de su historia registrada. Las temperaturas no bajaron de 40 °C por días enteros. La diferencia entre estar al sol o a la sombra de un árbol era como el día y la noche.

Semejantes olas de calor no son sólo una molestia: también son una seria amenaza sanitaria, algo que suele olvidarse cuando se habla del clima extremo.

Lo cierto es que las olas de calor provocan más muertes que cualquier otra clase de evento climático: más de 12 000 personas al año en todo el mundo. El peligro es particularmente marcado en las ciudades, donde el efecto “isla de calor urbana” genera temperaturas hasta 12 °C superiores a las de las áreas circundantes con menos edificaciones. Y el problema no es solamente de ciudades tropicales como Bombay. En agosto de 2003, una devastadora ola de calor que afectó a toda Europa mató a más de 3000 personas sólo en París.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/YNVCZFv/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.