blair24_AHMAD GHARABLIAFP via Getty Images_palestinemanmosquejerusalemisrael Ahmad Gharabli/AFP via Getty Images

El dilema palestino

LONDRES – He estado involucrado en el proceso de paz en Oriente Medio, de una manera u otra, durante 12 años. Rara vez escribo sobre él, porque cualquier cosa que se diga en público suele ofender a alguien, pero la publicación del tan esperado plan de paz estadounidense es una oportunidad para evaluar la situación.

Soy uno de los pocos que aún creen que la creación de un estado palestino es tanto deseable como posible. La mayor parte de los comentaristas recibe la idea con una risita sardónica. Muchos israelíes y palestinos se han dado por vencidos.

Yo no, porque estoy convencido —tal vez irracionalmente— de que la razón siempre triunfa al final. Los israelíes no debieran albergar el deseo de gobernar a los palestinos indefinidamente. Los palestinos necesitan sentirse libres de la ocupación y la dignidad de contar con la categoría de estado. Y un estado binacional es una solución que no resuelve nada. Para lograrlo, haría falta el consentimiento de Israel, que no llegará nunca. Entonces, un estado palestino independiente y soberano sigue siendo la única forma razonable para evitar el conflicto.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/hZnefbRes