No hay paz sin desarrollo

Todo aquel que sienta interés en el logro de la paz, la reducción de la pobreza y el futuro de África debería leer el nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) titulado Sudán: Evaluación ambiental posconflicto . Puede que suene a un informe técnico sobre el medio ambiente de Sudán, pero es en realidad mucho más que eso. Se trata de un vívido estudio de cómo el medio ambiente, la pobreza y el crecimiento poblacional pueden interactuar para provocar terribles desastres causados por el hombre, como lo es la violencia en Darfur.

Cuando estalla una guerra, como en Darfur, la mayoría de quienes se encargan de diseñar políticas buscan una explicación y una solución políticas. Esto es comprensible, pero pasa por alto un punto básico. Mediante la comprensión del papel de la geografía, el clima y el crecimiento poblacional en el conflicto, podemos encontrar soluciones más realistas que si nos centramos únicamente en la política.

La pobreza extrema es una causa principal de la violencia, y un factor que permite predecirla. Es mucho más probable que los lugares más pobres del mundo, como Darfur, entren en guerra que los lugares con mayores niveles de riqueza. Se trata no sólo sentido común, sino que se ha comprobado mediante estudios y análisis estadísticos. En palabras del PNUMA: “Existe un vínculo muy fuerte entre la degradación del suelo, la desertificación y el conflicto en Darfur”.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/8LP2VNV/es;