Two teenage Nepali males reading newspapers Eye Ubiquitous/UIG /Getty Images

El regreso del periódico

BANGKOK – Si bien las redes sociales ya no son algo nuevo, parecía que en 2016 plataformas como Twitter y Facebook estaban listas para empujar a los periódicos tradicionales hacia la obsolescencia. Tras la victoria del presidente Donald Trump en Estados Unidos, parecía que los medios de comunicación convencionales no solo habían perdido el rumbo, sino que también habían dejado de ser relevantes.

Trump dirigió un ataque de varios frentes contra los medios informativos tradicionales y los periódicos en particular. Sin embargo, muchos miembros de la prensa también manifestaron rápidamente que se había alcanzado su propio límite de caracteres. Las reacciones de los periódicos, acusados de ser elitistas y de estar desconectados de sus lectores, variaron desde la autoflagelación hasta el lamento por el resultado electoral. Los expertos que no fueron capaces de acertar la elección de Trump, desconcertados por la lucha entre las partes y considerando la disminución de las ventas, el declive de los lectores y la menor credibilidad, vaticinaron la desaparición del periódico tal como lo hemos conocido hasta ahora.

No obstante, transcurrido más de un año resulta evidente que la victoria de Trump no implicó nada de eso. Por el contrario, su influencia ha hecho que el negocio de los periódicos sea más relevante que nunca. Tal vez la noticia sobre los medios más destacable de 2017 fue cómo sin quererlo Trump volvió a hacer a los periódicos great again (grandes nuevamente).

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/5DGczdN/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.