pulse of europe demonstration Andreas Arnold/AFP/Getty Images

En defensa de Europa

BRUSELAS – La Unión Europea hoy necesita una salvación y también una reinvención radical. Salvar a la UE debe tener prioridad, porque Europa está en peligro existencial. Pero, como enfatizó el presidente francés, Emmanuel Macron, durante su campaña electoral, reanimar el respaldo con el que solía contar la UE no es menos esencial.

El peligro existencial que enfrenta la UE es, en parte, externo. La Unión está rodeada de potencias que son hostiles a lo que ella representa -la Rusia de Vladimir Putin, la Turquía de Recep Tayyip Erdoğan, el Egipto de Abdel Fattah el-Sisi y los Estados Unidos que Donald Trump crearía si pudiera.


Pero la amenaza también proviene de adentro. La UE está gobernada por tratados que, luego de la crisis financiera de 2008, se volvieron sumamente irrelevantes para las condiciones que prevalecen en la eurozona. Inclusive las innovaciones más simples, necesarias para hacer sustentable la moneda común, podrían introducirse sólo mediante acuerdos intergubernamentales fuera de los tratados existentes. Y, como el funcionamiento de las instituciones europeas se volvió cada vez más complicado, la propia UE poco a poco se fue volviendo, en algunos sentidos, disfuncional.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/QmaJ4G0/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.