Computer internet notebook audience technology Waag Society/Flickr

¿Qué Internet para Europa?

BRUSELAS – Cuando la Comisión Europea anuncie su nueva estrategia digital el 6 de mayo, enfrentará una elección decisiva entre dos enfoques muy diferentes en lo que concierne a Internet. ¿Elegirá un camino impulsado por el mercado y de cara al futuro? ¿U optará por una opción defensiva, retrógrada e insular?

Primero, las buenas noticias: el alto perfil del anuncio planeado muestra que los líderes del continente reconocen que Internet ya no puede ser relegada a los márgenes de las políticas europeas. Es central para el desempeño económico y para modernizar la base industrial de Europa.

En los últimos cinco años, mientras Europa ha tenido que lidiar con sus avatares macroeconómicos, Estados Unidos y Asia se pusieron a la cabeza y recogieron beneficios digitales. Según un estudio reciente de Plum Consulting, la tecnología de la información y de las comunicaciones (ICT por su sigla en inglés) aportó cerca del 1,6% al crecimiento anual de la productividad en Estados Unidos durante ese período -el doble de su contribución en Europa-. Quizás eso no debería provocar sorpresas, dado que casi el 5% de la inversión estadounidense se gasta en ICT, comparado con el 2% en Europa.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/ZzUudfQ/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.