44

Las nuevas “naciones indispensables” de Europa

BERLÍN – Tras el shock del referendo del Brexit en el Reino Unido y la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos en 2016, este será un año decisivo para Europa. Las próximas elecciones parlamentarias en Francia, Alemania, Holanda y posiblemente Italia decidirán si la Unión Europea se mantendrá como un todo o si se desintegrará bajo la ola neonacionalista que barre a Occidente.

Mientras tanto, las negociaciones del Brexit comenzarán en serio, dándonos un atisbo del futuro de la relación entre la UE y el Reino Unido. Y algún día se recordará la toma de mando de Trump el 20 de enero como un punto de inflexión para Europa.

A juzgar por las declaraciones de Trump en el pasado acerca de Europa y sus relaciones con Estados Unidos, la UE debería irse preparando para cambios profundos. El próximo presidente estadounidense, exponente del nuevo nacionalismo, no cree en la integración europea.

Tiene un aliado en la figura del Presidente ruso Vladimir Putin, que por largo tiempo ha intentado desestabilizar la UE al apoyar las fuerzas y movimientos nacionalistas en sus estados miembro. Si la administración Trump apoya o hace la vista gorda ante esta actitud, la UE (atrapada entre rusos provocadores y Breitbart News) tendrá que prepararse para tiempos complejos.