COP 22 Marrakesh Fadel Senna/Getty Images

La sostenibilidad en la era Trump

COPENHAGUE – Las fuerzas que combaten el calentamiento global y luchan para fortalecer la protección del medioambiente deben prepararse para recibir fuertes daños colaterales como resultado de la victoria de Donald Trump en la elección presidencial en los Estados Unidos. A juzgar por la retórica de campaña de Trump, y por declaraciones de sus aliados republicanos, se avecina una oleada de desregulaciones e incentivos a la producción local de gas, petróleo y carbón que desvirtuarán por completo la protección medioambiental en Estados Unidos.

Los ambientalistas han comenzado a evaluar los posibles daños y elaborar estrategias para evitar una embestida de las fuerzas antisostenibilidad más extremistas que jamás hayan controlado el Congreso estadounidense. La lista de posibles víctimas es larga y deprimente. Si se hacen realidad los peores pronósticos, Estados Unidos se volverá mucho menos ecologista, y la cooperación internacional resultará seriamente afectada.

En la reciente reunión sobre el clima (COP 22) en Marrakesh, se habló mucho de los diversos modos en que el gobierno de Trump puede matar el acuerdo climático alcanzado en la COP 21 de París el año pasado. Puede usar el asesinato: que Trump lisa y llanamente rompa el acuerdo. O el hambre: que Estados Unidos se niegue a hacer o pagar su parte. O la tortura: exigir al resto de los países hacer más.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/LV9ENUQ/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.