Photo by Carlos Tischler/Getty Images

México ya tiene su propio Trump

CIUDAD DE MÉXICO – El presidente estadounidense Donald Trump ha sido el peor dolor de cabeza del mundo por dieciocho meses, y es probable que ningún país lo haya sufrido tanto como México. De los tres principales contendientes en la elección presidencial mexicana que acaba de finalizar, ninguno era menos apto que el vencedor, Andrés Manuel López Obrador (conocido como AMLO), para manejar al matón que ocupa la Casa Blanca. Pero el pueblo mexicano lo eligió, y será él quien deba lidiar con Trump durante buena parte (o la totalidad) de los seis años de su mandato.

Las relaciones de México con Estados Unidos no fueron un tema central de la campaña, ni figurarán en las prioridades de AMLO. Pero es seguro que afectarán a los mexicanos más que la mayoría de las otras cuestiones.

Entre AMLO y Trump hay semejanzas. Los dos parecen nacionalistas sinceros en lo económico: Trump espera hacer a EE. UU. autosuficiente en aluminio y acero, mientras que AMLO busca lo mismo para México en cuestión de maíz, trigo, carne vacuna y porcina, y madera. Los dos son contrarios a tratados comerciales, aunque moderan su aversión con pragmática selectividad: Trump abandonó el Acuerdo Transpacífico, pero no el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (por ahora), mientras que AMLO dice que seguirá renegociando el TLCAN con EE. UU. y Canadá según las líneas trazadas por el presidente en ejercicio, Enrique Peña Nieto.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/tMMUmt4/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.