El enigma de la innovación

NUEVA YORK – Alrededor del mundo, existe un gran entusiasmo por el tipo de innovación tecnológica que se simboliza en el Valle del Silicón. Según esta forma de ver las cosas, el ingenio de los Estados Unidos es su verdadera ventaja comparativa, ventaja que otros se esfuerzan por imitar. Sin embargo, existe también un enigma: es difícil detectar los beneficios de esta innovación en las estadísticas del PIB.

Lo que ocurre hoy en día es análogo a los avances de tuvieron lugar hace algunas décadas atrás, a principios de la era de las computadoras personales. En el año 1987, el economista Robert Solow – galardonado con el Premio Nobel por su trabajo pionero sobre el crecimiento – se lamentaba indicando que: “Se puede ver la era de las computadoras en todas partes, menos en las estadísticas de productividad”. Hay varias explicaciones posibles para esto.

Quizás el PIB realmente no capture las mejoras en los estándares de vida que la innovación de la era de la computadora está engendrando. O, tal vez esta innovación es menos importante de lo que sus entusiastas creen. Sucede que hay algo de verdad en ambas perspectivas.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/I9K8kSI/es;