Andrew Brookes/Getty Images

¿Internet o una red fragmentada?

CAMBRIDGE – ¿Quién es el dueño de Internet? La respuesta es nadie y todos. Internet es una red de redes. Cada una de las redes separadas pertenece a diferentes compañías y organizaciones, y todas dependen de servidores físicos en diferentes países con diversas leyes y regulaciones. Pero sin algunas reglas y normas comunes, esas redes no se pueden asociar de manera efectiva. La fragmentación -es decir, el fin de Internet- es una amenaza real.

Algunas estimaciones calculan el aporte económico de Internet al PIB global en unos 4,2 billones de dólares en 2016. Una red fragmentada le resultaría muy costosa al mundo, pero ése es uno de los futuros posibles que describió el mes pasado el informe de la Comisión Global de Gobernancia de Internet, presidida por el ex primer ministro sueco Carl Bildt. Internet hoy conecta a casi la mitad de la población del mundo, y se estima que otros mil millones de personas -así como unos 20.000 millones de dispositivos- se conectarán en los próximos cinco años.

Pero no hay garantía de que vaya a haber una mayor expansión. En el peor escenario que plantea la Comisión, los costos impuestos por las acciones maliciosas de delincuentes y los controles políticos impuestos por los gobiernos implicarían que la gente perdiera la confianza en Internet y redujera el uso que hace de ella.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/e2Xmu1z/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.