Piratería informática en pro de la Humanidad

CAMBRIDGE – “La vida”, según la famosa máxima de Oscar Wilde, “imita al arte mucho más que el arte a la vida”. En el caso de la película The Interview, de Sony Pictures, el mundo se encontró ante otra iteración: la vida imitando al arte que imita a la vida. El estreno de la película desató intriga y drama internacionales y obscuras luchas de poder geopolítico. Suscitó incluso una alocución muy seria del Presidente de los Estados Unidos... y todo ello por un simple caso de piratería informática.

La piratería dentro de los sistemas de información no es nada nuevo; va a la par con la aparición de las telecomunicaciones. Uno de los primeros ataques afectó a la demostración por parte de Guglielmo Marconi de una transmisión por radio en 1903, cuando se comunicó desde Cornualles hasta Londres, a 480 kilómetros de distancia. Nevil Maskelyne, mago del teatro de variedades y aspirante a magnate de la radio frustrado por las patentes del inventor italiano, logró hacerse con el control del sistema y transmitió mensajes obscenos al escandalizado auditorio de la Institución Real.

Aunque la piratería es tan antigua como la propia radio, mucho ha cambiado desde la época de Marconi. Ahora las redes de información cubren nuestro planeta y recogen y transmiten cantidades inmensas de datos en el presente. Permiten muchas actividades habituales: comunicaciones instantáneas, medios de comunicación social, transacciones financieras y gestión de logística. Lo más importante es que la información ya no está secuestrada en una esfera virtual, sino que inunda el ambiente en el que vivimos. Los mundos físico, biológico y digital han empezado a converger y han creado lo que los científicos llaman “sistemas ciberfísicos”.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/FS3huf5/es;