Angela Merkel departs after preliminary coalition talks collapsed Sean Gallup/Getty Images

El Götterdämmerung de Alemania

MÚNICH – Alemania atraviesa un momento político definitorio. No es sólo que la ausencia del Partido Democrático Libre (FDP) en las negociaciones para la formación de una coalición siembre dudas sobre la permanencia en el poder de la canciller Angela Merkel (Unión Demócrata Cristiana, CDU). La salida de los liberaldemócratas de las negociaciones con la CDU, con la rama bávara de esta última (la Unión Social Cristiana, CSU) y con los Verdes señala el fin de la tradición de formar gobiernos de coalición estables que definió la política alemana desde los últimos días del mandato de Konrad Adenauer en la posguerra.

Es verdad que sin el FDP, Merkel puede tratar de crear un gobierno de coalición con los socialdemócratas (SPD). Pero este diezmado partido se declara decidido a permanecer en la oposición, para recuperarse de la aplastante derrota que sufrió en las urnas. Y cualquier otra coalición está descartada, porque ni a la extrema izquierda ni a la ultraderechista Alternative für Deutschland (AfD) se los considera socios aceptables.

Pero puede imaginarse un gobierno de minoría encabezado por Merkel. Es una alternativa probable si Merkel se niega a renunciar, ya que el presidente Frank-Walter Steinmeier no se muestra partidario de convocar a otra elección. E incluso el resultado de un nuevo llamado a las urnas no sería muy diferente, a menos que el líder del SPD, Martin Schulz, dé un paso al costado.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/NpIQ53m/es;

Handpicked to read next