Drew Angerer/Getty Images

Cerrar el grifo de los dividendos

NUEVA YORK – Los elevados costes de los bancos por litigios y reestructuraciones han desembocado en importantes pérdidas en sus balances y un pésimo desempeño en las bolsas de valores. Mientras el sector y los reguladores europeos reflexionan sobre esta sombría situación y buscan soluciones, debieran considerar la distribución de los ingresos bancarios — incluidas las bonificaciones a los empleados y los dividendos de los accionistas— como parte del problema.

La distribución de los ingresos es una de las principales causas del déficit de capital de los bancos europeos. Para entender sus orígenes, debemos retrotraernos a octubre de 2014 cuando la Autoridad Bancaria Europea (ABE) comenzó a realizar pruebas de resistencia a los balances de los 123 mayores bancos de la zona del euro y encontró un déficit de capital de 25 000 millones de EUR (28 000 millones de USD) en su conjunto.

En ese momento, la ABE exigió a los bancos que diseñaran planes para solucionar sus respectivos déficits en un plazo de 6 a 9 meses. Algunos bancos actuaron y obtuvieron fondos para aumentar su capital a través de emisiones de acciones con derechos de preferencia, a veces con ayuda sustancial de los gobiernos. Pero la mayoría de los bancos aplacó a los reguladores simplemente liberándose de sus activos más riesgosos para mejorar sus índices de capital.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/Aq7IHCJ/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.