hoyer8_LUDOVIC MARINPOOLAFP via Getty Images_eu au LUDOVIC MARIN/POOL/AFP via Getty Images

Una asociación más estrecha entre la UE y África

BRUSELAS – Con sus más de 1000 millones de personas, África cuenta con la clase media más joven y crecimiento más explosivo del mundo. África tiene una población cuya media es 14 años menor que la de cualquiera de los continentes restantes, y está en la cúspide de una profunda transformación política, económica y social. Aproximadamente 20 millones de personas se suman cada año al mercado laboral en el África subsahariana, si se logra incorporar a estos jóvenes a la economía podrían contribuir de manera decisiva al desarrollo y crecimiento de la región.

Para que África aproveche este dividendo demográfico, las instituciones financieras y los bancos de desarrollo deben invertir en la transformación que se avecina. Esto implica tanto promover el sector privado —motor de la creación de empleos— como cambiar la forma en que nosotros mismos funcionamos.

En todas las áreas del desarrollo económico, la inversión en el futuro de África permite que todos salgamos beneficiados, porque muchos de los mayores desafíos que enfrenta el continente son, de hecho, problemas globales que nos afectarán a todos. La COVID-19 dejó esto muy en claro y nos ofrece una alerta de lo que nos espera en una era de cambio climático. Para evitar los peores efectos del calentamiento global, Europa debe colaborar con países en todas partes para ayudarlos a alcanzar la sostenibilidad y la resiliencia climática.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/0fCP2ises