Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

brown62_Leon NealGetty Images_borisjohnsonhandonheadupset Leon Neal/Getty Images

La victoria de Johnson es una pérdida para el poder británico

LONDRES – Con el Brexit dominando las angustiantes elecciones generales británicas este mes, una serie de importantes propuestas de políticas han recibido poco o ningún debate. La más importante de ellas es el plan de los conservadores de derechas de abolir el Departamento Británico para el Desarrollo Internacional (DFID). Ahora que el Primer Ministro Boris Johnson se ha asegurado una mayoría parlamentaria, el DFID podría ser absorbido por el Ministerio de Relaciones Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones (FCO), que se encargaría de administrar el presupuesto británico anual de ayudas de £14 mil millones ($18,6 mil millones).

Como señalé previamente este año, el plan de los conservadores solucionaría un gran problema –la decadencia del servicio diplomático británico- con la creación de uno mucho mayor: la pérdida del poder blando de nuestro país. El compromiso pionero del Reino Unido de acabar con la pobreza en el mundo reporta beneficios de largo alcance, y su programa de ayudas es uno de sus recursos globales más valiosos. Desde la creación del DFID hace 22 años, ha sacado de la pobreza a millones de personas, ha ayudado a millones niños adicionales a ir a la escuela, y ha salvado millones de vidas, no en menor medida impulsando una campaña de vacunación de 700 millones de menores. Más recientemente, la agencia se ha convertido en líder mundial de la provisión de ayuda para el desarrollo a países pobres que se enfrentan a los efectos del cambio climático.

Johnson está advirtiendo que el Reino Unido pos-Brexit necesitará un FCO más fuerte mediante para fortalecer su influencia en el exterior. Sin embargo, hacer que el FCO absorba al DFID socavará la posición global británica, y no dará ninguna ganancia en eficiencia. A diferencia de la diplomacia, que suele depender del secreto y, en consecuencia, deja escasas huellas, las iniciativas para el desarrollo exigen transparencia y son más eficaces si están sujetas a escrutinio externo.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/tSvIgeTes;

Edit Newsletter Preferences