Mark Carney, governor of the Bank Of England Getty Images

Basilea: ¿será esta la última ronda?

LONDRES – Tras largas y a veces penosas negociaciones (que pusieron a prueba las relaciones personales entre directivos de bancos centrales y reguladores de muchos países) en diciembre el Comité de Basilea por fin dio a luz una creación largamente esperada: un paquete de normas que concluye las reformas al régimen internacional de capitalización bancaria implementadas después de 2008 y pone fin al proceso denominado Basilea III.

Los banqueros llaman al resultado “Basilea IV”, porque según dicen, el paquete final introduce muchos requisitos nuevos más difíciles de cumplir. Pero el Comité insiste en que las nuevas reglas deben considerarse parte integrante del programa de reformas iniciado en 2009 tras la crisis financiera global, y que aunque un día tal vez haya un Basilea IV, esta serie de cambios no llega a tanto.

¿Qué problema trata de resolver el nuevo paquete? En el preámbulo, los reguladores se refieren a “un preocupante grado de variabilidad en el cálculo” de activos ponderados por riesgos que hacen los bancos. Hallaron que al aplicar los diferentes modelos internos de los principales bancos a la misma cartera de préstamos se obtienen números muy diferentes; es decir que para una misma cantidad de riesgo asumido, algunos bancos están mucho menos capitalizados que otros.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/9QnvVGi/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.