fubini6_Laszlo BaloghGetty Images_orbanvotingelection Laszlo Balogh/Getty Images

La supresión del voto llega a Europa

ROMA – La supresión del voto apareció por vez primera en los Estados Unidos entre 1885 y 1908, cuando 11 estados sureños promulgaron leyes diseñadas para desalentar o impedir que ex esclavos y sus descendientes participaran en los procesos electorales. Desde entonces, se han intentado estrategias similares en Canadá, Australia e Israel. Y ahora la discriminación electoral puede estar llegando a Europa: varios estados miembros de la Unión Europea están explorando maneras de bloquear o impedir la votación de grupos claves.

Oficialmente hay cerca de 17 millones de ciudadanos de la UE viviendo y trabajando en otro país de la UE (la cuenta real de migrantes intraeuropeos seguramente es mayor). La mayoría de estos migrantes intracomunitarios son más jóvenes y mejor educados que el promedio europeo, y proceden de países económicamente más débiles y más propensos al populismo. De hecho, muchos han migrado precisamente porque son de tendencias más pro-UE y cosmopolitas. No obstante, rara vez sus voces son escuchadas.

No es un accidente. Los patrones de voto en Italia, Hungría, Polonia y Grecia muestran hasta qué grado se han socavado los derechos políticos de los expatriados de la UE. Los partidos gobernantes iliberales saben que estos grupos en la diáspora podrían afectarlos negativamente en lo electoral, y evitan fomentar su participación política o han adoptado activamente pasos para desalentarla.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/WNeYnqyes