DELIL SOULEIMAN/AFP/Getty Images

Los aliados que Estados Unidos olvidó en Siria

AFRIN, SIRIA – El 20 de enero, Turquía inició una campaña de bombardeos aéreos e intenso fuego de artillería sobre el norte de Siria, con el objetivo declarado de neutralizar una amenaza a su seguridad en la frontera sur de Turquía. El área atacada (y Afrin, ciudad desde la que combato) están bajo control de las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG).

Como comandante de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), que incluyen las YPG, lo diré claramente: las acusaciones turcas de que estamos llevando la guerra al otro lado de la frontera son totalmente falsas. En realidad, es todo lo contrario; con la operación “Rama de Olivo”, Turquía nos está atacando a nosotros. Y por razones que no logro comprender, lo hace con el consentimiento tácito de la comunidad internacional.

Nuestras fuerzas no promueven ataques contra el estado turco (las YPG sólo han respondido con fuego a posiciones turcas que nos bombardearon). La guerra que libramos es solamente contra los yihadistas de Estado Islámico (ISIS), y en esta lucha hemos tenido apoyo de Estados Unidos. Pero ahora que ISIS está prácticamente derrotado, nuestros aliados internacionales hacen silencio, mientras los cohetes turcos retumban cada vez más fuerte.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/Eg32kLn/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.