Donald Trump and Stephen Bannon Mandel Ngan/Getty Images

Bannon el malo

WASHINGTON, DC – El libro que se acaba de publicar sobre Donald Trump y su presidencia disfuncional (Fire and Fury: Inside the Trump White House) ha dejado perplejo a gran parte de Washington. A pesar de la amenaza constitucionalmente dudosa de la Casa Blanca de frenar la salida del libro, la fecha de publicación se adelantó cuatro días. Pero el grueso de las revelaciones de Fire and Fury, aunque profundamente inquietantes, no son para nada sorprendentes.

Todavía no se sabe a ciencia cierta cómo hizo Michael Wolff, el polémico autor del libro, para obtener parte de su información, pero es de suponer que grabó muchas de sus entrevistas, particularmente aquellas utilizadas para las largas conversaciones que se encuentran a lo largo del libro. Lo que Wolff consiguió es obtener citas atribuidas a altos funcionarios sobre cómo funciona, o no funciona, el presidente.

Sin embargo, el libro principalmente nos cuenta lo que la mayor parte del Washington político-periodístico ya sabía: que Trump no está calificado para ser presidente y que su Casa Blanca es una zona de alto riesgo de colaboradores inexperimentados. La única sorpresa es que no hayan ocurrido más calamidades -al menos todavía.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/5qqcYt2/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.