legrain33_Mark WilsonGetty Images_trump orban Mark Wilson/Getty Images

El populismo después de Trump

LONDRES – Antes de ser presidente de Estados Unidos, Donald Trump construyó un personaje de telerrealidad cimentado en el slogan “Estás despedido”. Ahora, es él a quien el pueblo estadounidense despidió de su cargo. Y, la derrota de Trump también ha asestado un golpe demoledor a los populistas nacionalistas en Europa y otros lugares. ¿Podría llegar a ser letal este golpe?

Los pantanos que fecundan el nacionalismo populista no han sido drenados. Demasiadas personas siguen frustradas por la pérdida percibida (o esperada) de su condición económica y social, y se sienten ignoradas o difamadas por los políticos de la corriente principal. El estancamiento salarial, la desindustrialización y la injusticia económica continúan siendo desafíos serios. Muchas personas están convencidas de que la inmigración y el cambio cultural representan una amenaza para su seguridad y forma de vida. La crisis del COVID-19 ha agravado estas ansiedades.

La persistencia de estos temores y frustraciones se reflejó en el resultado de las elecciones estadounidenses. Si bien el presidente electo Joe Biden obtuvo una cifra en las urnas que sobrepasa por más de cinco millones de votos la obtenida por Trump (una ventaja de 3,4 puntos porcentuales), más de 72 millones de estadounidenses aún emitieron su voto a favor del presidente saliente.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/P9ghnIues