En apoyo a la investigación sobre células raíz embrionarias

La mayoría de las células de nuestros cuerpos tienen una vida corta y una misión específica que cumplir. Las células raíz, que se encuentran en muchos órganos, desde la piel hasta la médula ósea, son diferentes. Los “ancestros” de las células comunes, son capaces de regenerarse indefinidamente. Dadas las señales bioquímicas correctas, estas células se pueden dividir y transformarse en distintos tipos de células según las necesidades.

Tal versatilidad significa que las células raíz tienen el potencial para regenerar tejidos de órganos dañados y ofrecer tratamientos nuevos y sorprendentes para una gama de enfermedades que en la actualidad son devastadoras. En efecto, las células raíz podrían tal vez permitir que el ser humano “desarrollara órganos nuevos” para remplazar los enfermos, con lo que existiría la posibilidad de nuevas terapias celulares.

Con base en investigaciones de células similares en ratones, los científicos prevén que las células raíz podrían utilizarse para reponer médula ósea en los pacientes que sufren de cáncer, para producir células pancreáticas que alivien la diabetes, o células neuronales para tratar la enfermedad de Parkinson, la de Alzheimer y varios trastornos cerebrales y de la espina vertebral.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/5dj9WWh/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.