Sylvain Lefevre/Getty Images

La aventura europea de Steve Bannon

NUEVA YORK – Después de ser expulsado de la Casa Blanca y de Breitbart News, Stephen K. Bannon, al que se solía reconocer como el cerebro de la campaña presidencial de Donald Trump, ha prometido rehacer Europa. Su organización, llamada “El movimiento” y con sede en Bruselas, apunta a unir a los populistas de derecha de Europa y a tumbar a la Unión Europea en su forma actual. 

Bannon ve este esfuerzo como parte de una “guerra” entre el populismo y “el partido de Davos”, entre la “gente real” blanca, cristiana y patriota (en las palabras de su seguidor británico, Nigel Farage) y las elites globalistas cosmopolitas. En los medios, al menos, a Bannon se lo toma en serio.

Ahora bien, cambiar la historia de Europa parecería ser una tarea difícil para este fanfarrón mediático norteamericano, promotor permanentemente desaliñado de ideas estrafalarias sobre cataclismos cíclicos. A pesar de reunirse con luminarias de derecha como Viktor  Orbán, el hombre fuerte de Hungría, Matteo Salvini, el viceprimer ministro de Italia, y Boris Johnson, el patético ex secretario de Relaciones Exteriores británico, que en su totalidad le desean lo mejor, Bannon prácticamente no tiene ninguna experiencia en política europea. Sorprendió a una audiencia afable en Praga con su alegato contra la “competencia injusta” de los países extranjeros que utilizan mano de obra barata. Gran parte del PIB de República Checa proviene de las exportaciones, por esa misma razón.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/xea7Zcn/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.