Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

leonard46_ALEXEI DRUZHININAFPGetty Images_putinmacronpointing Alexei Druzhinin/AFP/Getty Images

La iniciativa de Macron para Rusia desde adentro

BERLÍN – El presidente francés, Emmanuel Macron, es uno de esos líderes que quiere doblar el arco de la historia. Tras haber cambiado drásticamente la política francesa, les ha asegurado puestos a sus candidatos preferidos a la cabeza de la Comisión Europea y del Banco Central Europeo, y ahora está intentando mejorar la relación de Europa con Rusia.

Las autoridades francesas comparan la estrategia de Macron para Rusia con la apertura a China del presidente norteamericano Richard Nixon en 1972. Pero la apertura diplomática de Macron se parece más a Nixon a la inversa. En lugar de seducir a China para contener a los soviéticos, Macron quiere “facilitar y esclarecer las relaciones de Europa con Rusia” para impedir que Rusia coquetee con China. Al hacerlo, espera garantizar que Europa ejerza el control de su propio futuro. 

Macron lanzó su apuesta a una nueva arquitectura de seguridad de una manera típicamente grandiosa, reflejando el proyecto del planificador urbano George-Eugène Haussmann parar rediseñar París en el siglo XIX. Su primera medida fue tener conversaciones con Putin en el Fuerte de Brégançon de Francia antes de la cumbre del G7 en agosto en Biarritz. Pero, desde entonces, los ministros franceses encargados de implementar el plan lo han puesto patas para arriba.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/JqYjb3ees;