Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

spence120_IvanAbreuSOPAImagesLightRocketviaGettyImages_womanprotestposters Ivan Abreu/SOPA Images/LightRocket via Getty Images

El delicado equilibrio de Hong Kong

MILÁN – Hong Kong es desde hace mucho tiempo un actor esencial del desarrollo económico de Asia y del mundo. Pero su futuro como centro neurálgico del comercio y las finanzas internacionales está seriamente amenazado, lo mismo que su papel de puente entre China continental y el mundo exterior. Hong Kong es desde hace mucho un lugar donde las empresas internacionales son bienvenidas, y donde las disputas se resuelven en forma imparcial, transparente y de conformidad con el Estado de Derecho. Si ya no fuera así, sería una enorme pérdida para China, para Asia, para la actividad económica y financiera internacional y sobre todo para la ciudadanía de Hong Kong.

Hong Kong ha experimentado unas inéditas 17 semanas de manifestaciones, mayoritariamente pacíficas (episodios ocasionales de violencia atrajeron una atención desproporcionada de los medios). El iniciador de las protestas fue un proyecto de ley de extradición que muchos temieron pudiera extender el poder de China continental al sistema judicial hongkonés. La falta de un plan para sentar en una misma mesa a los diversos grupos de manifestantes y al gobierno de Hong Kong se ha convertido en una fuente de creciente inquietud.

Ese plan tendría que hacer al menos dos cosas. En primer lugar, todas las partes (incluido el gobierno central de China en este caso) deben reafirmar el compromiso con el principio de “un país, dos sistemas”. En segundo lugar (tal vez más importante), una coalición de representantes del gobierno, las empresas y la influyente comunidad financiera de Hong Kong debe elaborar un plan para contrarrestar en forma decidida la creciente desigualdad y la pérdida de oportunidades para quienes ya padecen dificultades económicas. Una necesidad especialmente urgente es la provisión de vivienda accesible a los ciudadanos más jóvenes.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/aSkzawves;
  1. pisaniferry106_Mark WilsonGetty Images_phase one agreement trump china  Mark Wilson/Getty Images

    Explaining the Triumph of Trump’s Economic Recklessness

    Jean Pisani-Ferry

    The Trump administration’s economic policy is a strange cocktail: one part populist trade protectionism and industrial interventionism; one part classic Republican tax cuts skewed to the rich and industry-friendly deregulation; and one part Keynesian fiscal and monetary stimulus. But it's the Keynesian part that delivers the kick.

    4
  2. yu49_ShengJiapengChinaNewsServiceVCGviaGettyImages_G20trumpjinpingshakehands Sheng Jiapeng/China News Service/VCG via Getty Images

    PS Say More: Keyu Jin

    Keyu Jin assesses the “phase one” US-China trade deal, questions whether the US can ever accept China’s development model, and highlights a key difference in how the Hong Kong protests are viewed inside and outside China.
    0