0

El sector privado y los ODS

WASHINGTON, DC – Lograr los ambiciosos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) – que incluyen acabar con la pobreza, mejorar la salud mundial, garantizar la educación universal y mitigar el cambio climático hasta el año 2030 – van a costar mucho dinero. El total será mucho más de lo que los gobiernos pueden poner a disposición, y no se puede cerrar la brecha por medio de la asistencia oficial para el desarrollo, que en la actualidad llega a 132 mil millones de dólares por año. El sector privado, y los mercados financieros modernizados, serán de esencial importancia.

Hasta hace poco, las organizaciones internacionales y los gobiernos tenían roles relativamente bien definidos en el desarrollo mundial y la sostenibilidad, mientras que la participación del sector privado en el proceso se veía, a menudo, a través de la lente de sus contribuciones al crecimiento económico, la creación de empleos y los ingresos fiscales. Ahora esto debe cambiar, y el sector privado debe asumir un rol más amplio e integrado en la agenda de desarrollo.

El sector privado puede convertirse en financiador, desplazando miles de millones de dólares de capital hacia las economías en desarrollo. Y, puede desempeñar un papel importante como implementador, convirtiendo las ganancias en crecimiento económico sostenido, inclusión social y protección ambiental. Los principios subyacentes a estas medidas están anclados en el Objetivo ODS 12.6, que alienta a “las empresas, especialmente a las grandes y transnacionales, a adoptar prácticas sostenibles y a integrar la información de sostenibilidad en su ciclo de presentación de informes”.

Las instituciones financieras y de gestión de activos pueden proporcionar incentivos positivos a tales empresas – es decir a aquellas que incorporen criterios de sostenibilidad, pensamiento a largo plazo y de desempeño ambiental, social y de gobernanza (ASG) en sus modelos empresariales centrales – a momento de asignar activos según el caso. Tal medida contribuiría en gran manera a promover el progreso a largo plazo en los ODS.