Crumpled paper on notebook with drawn image of light bulb.

Navegar las aguas de la revolución energética

RIAD/LONDRES – Durante décadas, el panorama internacional de la energía se ha mantenido relativamente estable: los productores, como ser Arabia Saudita, Irán y Argelia, venden petróleo y gas a países consumidores en Estados Unidos y Europa. Sin embargo, es muy probable que dentro de unos pocos años el ámbito de la energía sea irreconocible, ya que dramáticos cambios tecnológicos, económicos y geopolíticos están dando nueva forma a las relaciones comerciales en el mundo.

Lo que se necesita es una nueva estructura de gobierno, una que vaya más allá de las relaciones bilaterales tradicionales entre productores y consumidores. En un mundo en rápida evolución, garantizar la seguridad energética requerirá del manejo cuidadoso de múltiples relaciones entrelazadas. Es probable que solamente un foro internacional incluyente, en el que se pueda compartir y debatir ideas complejas, resulte ser el lugar adecuado para llevar a cabo la tarea de navegar las aguas de una nueva era de uso, producción y consumo de energía.

Los cambios que están actualmente en curso son profundos. En muchos países exportadores de energía el consumo interno está aumentando vertiginosamente. Históricamente, estos países trataron a la energía como un recurso barato. En la actualidad, se toman cada vez mayor cantidad de medidas para eliminar los subsidios, introducir precios de mercado, y aumentar la eficacia – políticas que se asocian mayormente con países importadores de energía. BP predice que en el Medio Oriente, región con grandes reservas de combustibles fósiles, el consumo de energía primaria crecerá en un 77% hasta el año 2035.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/w7nsxeO/es;