US President Donald Trump signs trade sanctions against China MANDEL NGAN/AFP/Getty Images

La confusión comercial de Trump

NUEVA YORK – La escaramuza comercial entre Estados Unidos y China en materia de acero, aluminio y otros productos es consecuencia del desdén que siente el presidente norteamericano, Donald Trump, por los acuerdos comerciales y la Organización Mundial de Comercio, una institución que fue creada para fallar en disputas comerciales.

Antes de anunciar los aranceles a las importaciones sobre más de 1.300 tipos de productos de fabricación china por un valor de 60.000 millones de dólares al año, a principios de marzo Trump difundió amplios aranceles del 25% sobre el acero y del 10% sobre el aluminio, que justificó sobre la base de la seguridad nacional. Trump insiste en que un arancel a una pequeña fracción del acero importado -cuyo precio se establece a nivel global- será suficiente para hacer frente a una genuina amenaza estratégica.

Sin embargo, la mayoría de los expertos consideran dudoso ese razonamiento. El propio Trump ya ha dado un paso atrás en su argumento sobre la seguridad nacional al exceptuar a la mayoría de los exportadores importantes de acero a Estados Unidos. Canadá, por ejemplo, está exceptuado con la condición de una renegociación exitosa del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, amenazando efectivamente al país a menos que ceda a las demandas de Estados Unidos.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/rHZhLaSes