NYC cargo ship Roberto Machado Noa/Getty Images

El plan impositivo de Trump y el dólar

CAMBRIDGE – Ahora que Donald Trump es el presidente electo de los Estados Unidos y los republicanos controlan ambas cámaras del Congreso, una reforma del impuesto a las corporaciones es inminente. El paquete que se está discutiendo incluye dos elementos importantes: una rebaja del tipo impositivo, del 35% actual a 20% o incluso 15%; y la introducción de un “ajuste en frontera”, algo que suele aplicarse en los regímenes de impuesto al valor agregado (IVA), pero raras veces en los impuestos corporativos.

El ajuste en frontera supone dar un trato diferente a los insumos comprados dentro del país respecto de los importados e incentivar las exportaciones. Las corporaciones ya no podrán deducir de su renta imponible el costo de los insumos importados; al mismo tiempo, los ingresos por exportaciones estarían exentos de impuestos.

La propuesta generó un intenso debate respecto de si mejorará la balanza comercial de los Estados Unidos. Los autores hemos publicado un trabajo sobre “devaluaciones fiscales” y creemos que las perspectivas de éxito de un ajuste en frontera son mínimas, y que puede debilitar considerablemente la posición neta de activos externos de los Estados Unidos.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/gwRXBCW/es;