Dean Rohrer

Solidaridad en una época pluralista

VIENA – La solidaridad es esencial para las sociedades democráticas; de lo contrario, se vienen abajo. No pueden funcionar cuando se supera cierto nivel de desconfianza mutua o la sensación por parte de algunos miembros de que otros los han abandonado.

Muchos consideran el desarrollo de una perspectiva individualista la mayor amenaza para la solidaridad hoy día, pero eso está íntimamente vinculado con una sensación cada vez más débil de identidad común.

No es casualidad, por ejemplo, que los Estados del bienestar más logrados surgieran en la étnicamente homogénea Escandinavia. Los ciudadanos de esos países tenían la sensación de que podían entender a sus vecinos y conciudadanos y que compartían con ellos un estrecho vínculo.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/Z0upowI/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.