Tax reform Drew Angerer/Getty Images

El plan contra el 99% de los norteamericanos

NUEVA YORK – Después de múltiples intentos fallidos por "rechazar y reemplazar" la Ley de Atención Asequible de 2010 (Obamacare), la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ahora espera obtener su primera victoria legislativa con un gigantesco regalo impositivo que ha formulado con el término de "reforma impositiva". Con ese fin, los republicanos en el Congreso norteamericano acaban de dar a conocer un proyecto de ley que, si se lo sanciona, podría ampliar drásticamente el déficit y aumentar la deuda pública en unos 4 billones de dólares en la próxima década.

Peor aún, el plan republicano está diseñado de manera tal que la mayoría de los beneficios iría a parar a manos de los ricos. Reduciría la tasa del impuesto corporativo del 35% al 20%, bajaría el impuesto sobre las ganancias de capital (beneficios por inversiones), eliminaría el impuesto de sucesiones e introduciría otros cambios que beneficiarán a los acaudalados.

Al igual que las propuestas de atención médica de los republicanos, es poco lo que su plan impositivo les ofrece a los hogares de clase media y clase trabajadora en dificultades. Trump sigue gobernando como un pluto-populista -un plutócrata que pretende ser populista- que no ha dudado en traicionar a la gente a la que engañó para que lo votara.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/ZgTvG5A/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.