guinto2_elenabsGetty Images_planetsustainability elenabs/Getty Images

La economía que necesita una salud planetaria

MANILA – Al comienzo de la pandemia de COVID-19, analistas y gurús lanzaron visiones de cómo la crisis transformaría la economía global. Muchos saludaron la oportunidad de trasformar nuestros sistemas financieros, cadenas de suministro y modos de trabajo. El mensaje general era que el futuro pospandémico sería más verde, más sano y más justo

Hoy, a casi dos años del inicio de la pandemia, prácticamente se ha disipado el entusiasmo sobre la creación de una “nueva normalidad” económica. Aparte de los ocasionales confinamientos y el uso de mascarillas, el mundo ha vuelvo en su gran mayoría a la forma anterior de hacer negocios. Una y otra vez se ha descrito la lucha contra la pandemia como una “guerra”, pero no ha habido cambios radicales similares a una movilización bélica. Por el contrario, la respuesta global a la pandemia ha operado con normas prepandémicas. A pesar de los urgentes llamados por una “vacuna popular” y a la equidad en las vacunas, las reglas del mercado dominaron la distribución de las vacunas y la industria farmacéutica ha proseguido su funcionamiento sin reforma alguna.

De manera similar, las autoridades siguen actuando como si, parafraseando a Greta Thunberg, el planeta no se estuviera incendiando. El Secretario General de la ONU António Guterres  calificó el último informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático como un “código rojo para humanidad”. Y, sin embargo, los Aportes Determinados a Nivel Nacional actuales, establecidos en el marco del acuerdo climático de París 2015, no bastan para alcanzar el objetivo de ese mismo acuerdo de limitar el calentamiento global a 1,5 ºC por debajo de los niveles preindustriales.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading and receive unfettered access to all content, subscribe now.

Subscribe

or

Unlock additional commentaries for FREE by registering.

Register

https://prosyn.org/l2muWHGes