Palestina se pone de pie

JERUSALÈN – Si bien la crisis por las intervenciones navales de Israel para defender su bloqueo de Gaza está acaparando todos los titulares del mundo, algo de mucha mayor trascendencia histórica está sucediendo en Oriente Medio. La Autoridad Nacional Palestina se está preparando para emitir una declaración unilateral de independencia, y está tomando medidas concretas para que una declaración de este tipo resulte viable.

Cuando el presidente estadounidense, Barack Obama, designó al ex senador George Mitchell como su enviado especial para las negociaciones de paz de Oriente Medio, el mandato de Mitchell era lograr en el lapso de dos años no sólo un acuerdo entre Israel y los palestinos, sino también la paz general entre el estado judío y todo el mundo árabe. Pero, después de 15 meses de labor, y de innumerables visitas a la región, todo lo que Mitchell tiene para mostrar como resultado de sus esfuerzos es un acuerdo entre Israel y la Autoridad Palestina para iniciar “conversaciones de proximidad” indirectas –que, se espera, conducirán a conversaciones directas a su debido tiempo.

Si consideramos que ambas partes han venido negociando directamente durante 15 años, el logro de Mitchell parece más minúsculo aún. En estas circunstancias, decir que el trabajo de Mitchell hasta ahora es un fracaso es lo único amable –y realista- que se puede hacer.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/OPFVnwQ/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.