A North Korean man sells items to Chinese tourists Greg Baker/Getty Images

Cómo hacer para que las sanciones económicas a Corea del Norte funcionen

CAMBRIDGE – La semana pasada, en una señal descarada de rechazo a las nuevas y duras sanciones de las Naciones Unidas, el régimen del líder norcoreano Kim Jong-un disparó un misil balístico sobre la isla japonesa de Hokkaido, ubicada al norte -su segundo lanzamiento sobre Japón en menos de tres semanas-. Pero, lejos de indicar que las sanciones no funcionan, el accionar de Kim demuestra que todavía no son lo suficientemente duras.

Las últimas sanciones limitan las importaciones de petróleo, prohíben las exportaciones textiles y penalizan a determinadas entidades de gobierno norcoreanas. Luego de la respuesta de Kim, las sanciones deberían endurecerse aún más, hasta interrumpir todo comercio con Corea del Norte, e inclusive frenar todas las importaciones de combustible.

Corea del Norte es uno de los países más insulares del mundo. Esa insularidad es una maldición para el pueblo norcoreano que viene sufriendo desde hace tanto tiempo, pero una ventaja para una estrategia basada en las sanciones, porque hace falta un solo país para que funcione: China.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/PUzQnL4/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.