Skip to main content

Sepp Blatter Andy Mueller/ZumaPress

La mafia del fútbol

NUEVA YORK – La única sorpresa sobre la detención de siete funcionarios de la FIFA en un hotel suizo la mañana del 27 de mayo es simplemente la de que ocurriera. La mayoría de la gente daba por sentado que esos hombres consentidos y vestidos con trajes caros que gobiernan la Federación Mundial de Fútbol estaban fuera del alcance de la ley. Fueran cuales fuesen los rumores que corrieran o las informaciones que se diesen sobre sobornos, votaciones amañadas y otros chanchullos, el Presidente de la FIFA, Joseph “Sepp" Blatter, y sus colegas y asociados siempre parecían salir incólumes.

Hasta ahora, se ha imputado a 14 hombres, incluidos nueve ejecutivos actuales o antiguos de la FIFA (pero no Blatter), de diversos delitos de fraude y corrupción en los Estados Unidos, donde los fiscales los acusan, entre otras cosas, de embolsarse 150 millones de dólares con sobornos, y los fiscales suizos están examinando acuerdos turbios a los que se debieron las decisiones de conceder las competiciones de la Copa Mundial en 2018 y 2022 a Rusia y a Qatar, respectivamente.

Naturalmente, en los deportes profesionales hay una larga tradición de  negocios mafiosos. Los gángsteres americanos han tenido un gran interés en el boxeo, por ejemplo. Incluso el juego del críquet, en tiempos caballeroso, ha quedado manchado por la infiltración de redes de garitos y otros asuntos sucios. La FIFA es simplemente la vaca lechera mundial más rica y poderosa de todas.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/0G9ZPIm/es;
  1. campanella17_Ryan AshcroftSOPA ImagesLightRocket via Getty Images_englihs Ryan Ashcroft/SOPA Images/LightRocket via Getty Images

    Back to Little England?

    Edoardo Campanella

    The United Kingdom's bid to withdraw from the European Union is typically characterized as a dramatic manifestation of British nationalism. In fact, it has almost nothing to do with Britain, and everything to do with English national identity, which has been wandering in the wilderness ever since the fall of Pax Britannica.

    1

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions