US Airtstrikes in Kobani Anadolu Agency

Las opciones de Donald Trump en Oriente Próximo

TEL AVIV – El Presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho muchas cosas sobre asuntos exteriores, sin en el fondo decir nada. Sus confusas declaraciones dan pocas pistas sobre el tipo de política exterior que realmente llevará a cabo y no hay demasiadas razones para creer que, cuando esta se vuelva más clara, sea la que Estados Unidos o el mundo necesitan.

Trump es un empresario, no un estadista. Piensa en términos de utilidades y pérdidas inmediatas, visión de las cosas de la que son ejemplo sus declaraciones de que los aliados de Estados Unidos tienen que contribuir más a las alianzas de seguridad. En tiempos de retos cambiantes y amenazas crecientes, es improbable que adherir a este enfoque estrecho y aislacionista beneficie a nadie.

Una región a la que no podrá ignorar es Oriente Próximo. En particular, la crisis de Siria arrastrará a EE.UU., aunque las opciones de Trump con limitadas. Después de todo, los aliados yihadistas “moderados” de Estados Unidos no son más digeribles que el Presidente Bashar al-Assad, y falta mucho para poder decir que se ha derrotado al llamado Estado Islámico. 

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/1TSahe4/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.