Xi Jinping Fred Dufour/Getty Images

El solitario modelo de desarrollo de China

BERKELEY – Parece que la dirigencia china olvidó el consejo de Deng Xiaoping: tao guang yang hui (“mantener bajo perfil”). Al declarar una “nueva era” para China, durante el 19.º Congreso Nacional celebrado en octubre en Beijing, el presidente Xi Jinping presentó el sistema de gobernanza chino como un modelo digno de que otros países lo imiten. En palabras de Xi, los líderes que deseen “acelerar el desarrollo manteniendo la independencia” deberían ver en China una “nueva opción”.

Una posibilidad que al parecer entusiasma a los países en desarrollo, en particular los del sudeste asiático y África subsahariana. La agencia oficial de noticias china, Xinhua, llegó a insinuar que en momentos en que el modelo occidental está sumido en el caos y la confusión, la “democracia de estilo chino” puede ofrecer una salida.

Ante semejante retórica podemos preguntarnos: ¿en qué consiste, precisamente, el modelo chino de desarrollo económico y político? ¿Y es realmente preferible a las alternativas?

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/x8sNDCO/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.