larson1_Don and Melinda CrawfordEducation ImagesUniversal Images Group via Getty Images_vaccine Don and Melinda Crawford/Education Images/Universal Images Group via Getty Images

Aumentemos la confianza en las vacunas, sin perder de vista el riesgo

LONDRES – Abrazar a tus padres, conocer a tu nieto, reír con amigos... ¡en persona! Las vacunas contra la COVID-19 nos prometen acercarnos a nuestros seres queridos y permitirnos disfrutar los momentos que extrañamos durante los últimos 14 meses. La alegría de quienes ya fueron vacunados se refleja en las redes sociales cuando documentan y comparten el momento de su vacunación con el mensaje «¡Estoy protegido!».

No podemos permitirnos que ese entusiasmo se pierda, incluso frente a informes recientes de casos infrecuentes de trombos posteriores a la vacunación contra la COVID-19.

La manera en que se gestionen, comuniquen y —lo más importante— perciban esos riesgos será fundamental para mantener la confianza del público en las campañas de vacunación contra la COVID-19. En este contexto, la confianza de la gente en los responsables de las políticas, los expertos y las instituciones será tan importante como su confianza en las propias vacunas. Nuestros líderes deben ser transparentes en su accionar y reconocer que cada día de demora e indecisión en las comunicaciones relacionadas con las vacunas es un caldo de cultivo para la ansiedad y desinformación (gran parte de ella, en línea).

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/Uxi7QBqes