child worker in Bangladesh Pacific Press/ Getty Images

Corregir la industria textil de Bangladesh

KUALA LUMPUR – Hace cuatro años, el letal colapso de la fábrica de prendas de vestir Rana Plaza en Bangladesh dejó en evidencia las prácticas de empleo de este sector global. Habríamos esperado que la tragedia, en la que murieron más de 1100 trabajadores (el accidente más mortífero en la historia de esta industria) produjera un cambio significativo a un negocio que por largo tiempo había sido dejado a sus propios medios. Lamentablemente, lo que hemos investigado sugiere que ha ocurrido lo opuesto.

Los medios de comunicación destacan las constantes transgresiones de este sector en Bangladesh, en particular la persistencia del uso de mano de obra infantil. En 2014, el programa de actualidad británico Exposure encontró evidencia de que había menores de incluso 13 años trabajando en las fábricas (a menudo en duras condiciones) que producían prendas para minoristas en el Reino Unido. Otro reporte encubierto, realizado por CBS News, entrevistó a una chica de 12 años que obtuvo un trabajo fabril mediante un certificado que falsificaba su edad. Y periodistas de The Australian Women’s Weekly encontraron niñas de diez años cosiendo ropa para importantes marcas australianas.

Si bien son noticias preocupantes, no muestran todo el panorama. ¿Cuántas menores y adolescentes se emplean en total en estos tipos de trabajos? Lo que es más importante, ¿se les debería impedir del todo llevarlos a cabo?

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/Ls6ZGO2/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.